Galería

¿Qué pasa con el Emirates?

Con esta Champions League tengo deja vú desde que comenzó. El Barcelona se encontró de nuevo con el Rubin Kazán en fase de grupos, mientras el Real Madrid quedó emparejado en 8vos con su bestia negra, el Olimpique de Lyon. Wenger recibió la noticia de que su verdugo en 2010, el conjunto azulgrana de Pep Guardiola, sería su rival nuevamente en esta edición del torneo.

Y les decía lo del deja vú porque hoy se disputó el partido de ida entre el equipo culé y el conjunto londinense, allá en la capital del Imperio Británico, y tal encuentro se me antojó muy parecido al de la temporada anterior.

Ya había dicho Pep que no le gustaban los equipos que iban a moverle la pelota al Barça, él prefería los equipos especuladores. Intuí con este comentario que el técnico culé mostraría alguna variable táctica para contrarrestar el inusual estilo de juego que muestra Wenger. Mas no fue así, los blaugranas salieron a jugar como siempre, con la alineación de lujo, sin Puyol pero con un espléndido Abidal, todos atacando al primer toque y defendiendo en bloque. Durante el primer tiempo todo pareció ir bien, el Arsenal asustó un poco al inicio pero con el gol de Villa  el juego inglés se deprimió y el Barça pudo hacer 2 goles más. No obstante ya se veían fisuras en la defensa culé, con un Nasri y un Van Persie apostados tras Alves y a la izquierda de un venido a menos Piqué. Un aparte para Piqué, no me está gustando lo que le veo, a medida que crece su persona en la prensa y en Twitter su juego baja muchos enteros. Habrá que declarar a la Shakira non grata en la Ciudad Condal, no sé, pero hay que arreglar esto.

Los primeros 20 minutos del 2do tiempo fueron más de lo mismo, inevitablemente recordé el partido del año pasado donde el Barcelona de Ibrahimovic dominaba a su antojo y luego…. preferí seguir viendo el juego y dejar la habitual paranoia. Seguramente Pep tomó la misma actitud ante similar imagen mental y así no vió lo que Wenger sí. El callejón detrás de Alves seguía al garete, de la misma forma en que el año pasado hubo una autopista detrás de Abidal en la otra banda bien aprovechada por Walcott para romper el partido. Pues mientras Pep seguía pensando en no sé qué y sacaba a Villa por Seydou “el invisible” Keita, el viejo lobo Wenger metió a Arshavin y lo colocó al ladito de Nasri y Van Persie, para así apuñalar de una vez y por todas a la defensa culé. Amigos, consortas, brothers míos, exactamente eso sucedió.

El Arsenal dio vuelta a la tortilla entrando como quiso por su extremo izquierdo. El primer gol, pues para colgarlos de una mata de mangos a Alves, Piqué y encima de los dos a Victor Valdés.  Y el tanto de la victoria inglesa, de quién fue? Pues del ruso Arshavin, muestra clara de que Wenger, una vez más, le ganó en el Emirates la partida a Pep Guardiola. No vi mal a Iniesta ni a Xavi, sí a Pedro. No entendí por qué Villa, el hombre gol, fue sustituido. El Guaje corre como el que más y Pedro no estaba muy acertado,  el canario debió salir al minuto 60 y entrar Adriano como mediocampista derecho para apoyar a Dani Alves en esa banda.

Caso aparte merece Messi. El argentino, más allá de que no logra anotar en Inglaterra, hoy tuvo un partido bastante raro. A las primeras de cambio falló un mano a mano clamoroso y me llamó la atención cómo se angustió con el error. A lo largo del encuentro intentó infructuosas carreras y regates, remató a puerta falto de la serenidad habitual y, si bien dio la asistencia del gol de Villa, no concretó la mayoría de las paredes que se propuso. Da la impresión de que a Lionel le comienza a pesar la temporada, el Mundial quizá, ¿el Balón de Oro? Necesita un poco de aire el pibe.

Ahora corresponde esperar al partido de vuelta en el Camp Nou. Si el deja vú continúa, toca póker de Messi y eliminatoria cerrada. Muy bonito, pero después de 8vos de final aún queda mucho por recorrer… Pep, ay Pep! Cómo no creer en tu planteamiento. Palabra de Pep, palabra santa. Entonces no hay nada que decir de Guardiola para los próximos partidos. A él nos encomendamos, a él y al eterno gafe de los cañoneros, al fracaso histórico del Arsenal de Wenger fuera de casa y, sobre todo, a este ciclo de fútbol culé nunca antes visto.

Anuncios

4 Respuestas a “¿Qué pasa con el Emirates?

  1. sí kpitán, tal vez palabra de pep sea palabra santa, pero lo qeu espero, si esos bardos pillos no quieren que los congele, es que pa la vuelta azulgrana, podamos decir santo messi, santo gol…jejeje

  2. Buen comentario del partido, sobre todo muy provechoso para los que no lo pudimos ver en directo. No les deseo buena suerte en la vuelta pq ya sería desmerengarme, pero créeme que me gustaría ver un mejor espectáculo por parte de Messi y de Pedro. Aquí entre nosotros y dejando a un lado mi parte blanca, me encanta el Barça cuando estaba Zlatan…Besitos y keep going que este blog rocks!

  3. Gracias a ambas por sus comentarios. 🙂

  4. Me gusto el comentario. Guardiola sabra mucho de Santos pero tiene que aprender de Zorro y eso es lo que es Don Wenger…..y otros. Lo de Pedro y Villa es un error que se viene arrastrando y ayer nos costo, a ver si aprendemos Pep que aunque no nacimos en La Masía tenemos calidad . Lo de Pique me preocupa………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s