Galería

El día 8 del mes 9… del año 11

La pincha en esos carritos de correos, que vienen a la casa y te dejan la correspondencia en el buzón, me la quedaría eternamente.  Hoy la cabeza me lleva a la poesía de Quevedo y al santuario del Cobre en Santiago de Cuba, aunque muchos amigos bombardeen su muro de Facebook felicitándose por ser periodistas. Quiero paz. Es más,  si no fuera porque volar en un avión me causa más desconfianza que los acuerdos del Congreso del PCC en Cuba, haría mi vida tranquilo como sobrecargo de una aerolínea internacional. Porque, visto como está el escenario, el cuerpo me pide a gritos quedarme entre bambalinas.

Hace tanto calor allá afuera… Con el mes de las calabazas de protagonista, prefiero celebrar desde el salón del hogar los cumpleaños que se suceden, de amigos y familiares, a emprender misiones que, aún con toda la bondad del mundo, pueden terminar en un accidente aéreo tan trágico y doloroso como el ocurrido en Chile hace casi una semana. Y es que por momentos pierdo la fe, cómo entender que Felipe Camiroaga o Roberto Bruce, buenos chilenos, ya no están entre los vivos a causa de proponerse ir a ayudar a damnificados del terremoto del año pasado? No hay karma que lo explique.

He decidido pasearme silenciosamente por el Facebook, leyendo algunos perfiles de ex compañeros de carrera. Y no puedo evitar cerrar la laptop y buscar amparo y regocijo gratuito en una canción de Pitbull una vez que choco, en algunos de los perfiles bojeados, con comentarios a favor de Gadafi o en contra de Pablo Milanés. ¡Que baje un poder divino y censure! Porque vuelvo a quedarme sin entender cómo esos ex compañeros que apoyan a Gadafi descubren en su info a Joan Manuel Serrat o Buena Fé como gustos musicales de preferencia. Ante semejante incongruencia, ante tamaña bipolaridad, vale la pena reflexionar sobre algo? Nooo, que vaaaa, sin pudor prefiero irme a hacer pesas o qué se yo.

Entonces, para ir resumiendo, como que en estos días prefiero que las cosas me entren por un oído y me salgan por el otro. Elijo coger la autopista, darle velocidad al carro y pasear sin rumbo fijo. Elijo entender que mayor placer que ese no encontraré en metas de mayor caché. Sentarme en un bar, disfrutar una fría cerveza y despejar la mente, joder con los amigos, en estos días son cosas que tienen sentido. Incluso meterme en el Facebook nuevamente y regalarme la amistad de personas que me tienen por Roberto el de 80 y 25, Buenavista.  Es más, voy pa arriba del carrito del correo, en un día como hoy sólo deseo ese trabajo, donde pueda manejar por las calles muy tranquilo y escuchando música de la Mix FM.

Y le regalo, por hoy, el resto del mundo al resto de la humanidad.

Anuncios

5 Respuestas a “El día 8 del mes 9… del año 11

  1. Genial, Kpi.
    Me ha encantado. Y 100 % de acuerdo contigo!!!
    Osmani B.

  2. Qué bien Kpi, me gusta leerte así…

  3. cuando quieras estar solo… llámame!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s