Archivo de la categoría: Uncategorized

A los cuentapropistas se les recuerda sin llanto

24ypc-cuentapropistas-desfiles

MIAMI, Estados Unidos. -“Con vivas a la Revolución, el compromiso de estar todos presentes en el desfile en la Plaza de la Revolución, como han hecho en los últimos años, y con sus firmas en apoyo al pueblo bolivariano y chavista y al gobierno del presidente Nicolás Maduro, concluyeron el acto inicial por la jornada del 1ro. de Mayo, los trabajadores por cuenta propia ubicados en la tienda Cerámica 1.”, publicó, sin pudor alguno, Granma ayer.

“Pintoresco”, se dirían una a otra, Roberta Jacobson y Nancy Pelosi, ante tanto vítor y bota lamida, ante tantas ganas de gastar suelas y romper zapatos, ante tanto compromiso con el chavismo.

Otros, por el contrario, se preguntarán: ¿Qué cuentapropistas son esos, entusiastas de un gobierno que, más que apoyarlos y crear condiciones para que éstos crezcan, los ahoga con impuestos abusivos, les esconde los insumos, les dificulta los créditos bancarios y los persigue hasta “cortarles el agua y la luz”,  si intentan gozar un poquito sus ganancias?

Pues esos cuentapropistas plegados son todos, 100% de asistencia, ninguno se ausenta en este pase de lista. Todos dan vivas, marcharán y firmarán apoyando a Maduro.

Dan vivas a la revolución porque, si no lo hacen, la misma revolución los mandará del cuentapropismo al feudalismo, les quitará, sin indemnización, lo que lograron con su sudor y los obligará a vender cigarros y ron en una cafetería estatal, por un salario de 20 dólares al mes.

Los cuentapropistas cubanos, “por si acaso”, marcharán el 1ro de Mayo en la Plaza. Marcharán calladitos, sin ponerle oreja a la arenga del animador de turno ni a La Internacional sonando por los altavoces. Caminarán agitando la banderita, abstraídos, pensando en los malabares que les esperan una vez estén de vuelta en el negocio. ¿De dónde sacaré la harina, a quién le compraré la gasolina esta vez? Rezan porque, a la “mula” que viene de Miami, no le quiten los buitres del aeropuerto José Martí la mitad de lo que traen, gafas de sol, coffee mate, cárnicos enlatados.

Los cuentapropistas cubanos no tienen idea, ni les interesa tenerla, de las burradas que dice Maduro cuando se lanza, infantil, a hablar inglés. Seguramente escucharon el nombre de Leopoldo López alguna vez por la televisión, pero les sonó a teque, y no prestaron atención. De igual manera firmarán, “en apoyo al pueblo bolivariano”.

No tienen muchas más opciones.

Bueno, para ser exactos, tienen tres opciones a elegir: 1- Protestar públicamente, rebelarse contra las autoridades. 2-Reunir dinero y abandonar el país. 3-Dar vivas a la revolución, marchar el 1ro de Mayo y firmar a favor de Maduro.

¿Cuál de las tres duele menos?

El planeta que cayó sobre un avión

MIAMI, Estados Unidos. -Estos 150 que iban en el vuelo de Germanwings corrieron la peor de las suertes. Peor que morir. Habían logrado despegarse de un planeta entero, de una bola de tierra sucia e irritada. Para coger un poco de aire fresco, para despojarse de los bobos que siempre invitan a tener los pies en la tierra, era necesario volar, irse al carajo, a las musarañas, marcar territorio, digo airetorio, allá en las nubes.

Pero ningún viaje es viaje si solo se va de ida, si solo se sube y se sube, y la bajada queda pendiente. Ningún camino es camino, si no se acaba nunca.

Ninguna de esta gente quería regresar, eso está claro, ¿no? Ni siquiera el copiloto, él era el más feliz de todos. Se quedaba mongo, mirando por la ventanilla de la cabina, viendo todo el cielo, las nubes y a sí mismo, enaltecido allá arriba. Le pidió al piloto que lo dejara solo un rato, mientras él intentaba entender algo que no le quedaba claro. ¿Era allí donde siempre le habían dicho que iría, una vez muerto, tras dar una vida buena, que no es lo mismo que darse la buena vida? ¿Por qué estaba allí, si no había muerto? Presintió entonces que el despegue del avión no había sido más que un parto, un nacimiento. Y que empezó a respirar tan pronto la nave logró sostenerse en el aire. Aquél vuelo era su vida, más claro ni el agua. También lo era para las otras 149 personas a bordo.

Allá arriba todos tomaron café, mucho café, el suficiente para desprenderse de esa molesta rutina que es dormir. Dormir no es más que irte en un avión a nosecuantos pies de altura. Dormir es nacer de nuevo y no entender nada, y por tanto, descansar en la dicha de no saber que cojones está pasando mientras duermes. Dormir es no tener los pies en la tierra. Por eso, los 150, que no querían dormir, se tomaron todo el café que había.

Allá arriba cada uno se sentó a mirar por la ventanilla, a atrapar esa certeza de saberse vivo, de saberse nacido minutos antes, en el despegue. Volaron y volaron los 150, todo lo que dura una vida, sin apartarse del cristal. Envejecieron a su tiempo, sin dormir jamás, apartando las canas largas de sus ojos, para poder ver hacia afuera. Mientras, el avión volaba. Voló por años.

El piloto nunca salió del baño. No quería interrumpir la vida buena, que no es lo mismo que la buena vida, de su compañero en la cabina. Y allí se quedó el hombre encerrado, privándose de mirar por la ventanilla, sentado en el inodoro, riéndose como loco mientras pensaba en lo feliz que era. ¡Más nunca tendría que agarrar el timón de 150 vidas!

Y entonces sobrevino el impacto. Un estruendo sordo reventó las ventanillas de la cabina. El copiloto, segundos antes, mientras miraba hacia afuera, había visto como, de repente, un planeta entero les caía encima. No tenía idea de dónde venía aquella esfera de tierra sucia e irritada, pero sabía que era la muerte. Su corazón se aceleró a tal punto, que el hombre bueno murió de un paro cardíaco, milésimas de segundos antes de estrellarse La Tierra contra la aeronave.

El vuelo de Germanwings terminó así, con un planeta suicida lanzándose sobre 150 vidas a bordo de un Airbus A320. Porque ningún vuelo es vuelo si solo va de ida, si solo sube y sube, y la bajada queda pendiente. Ninguna vida es vida, si no se acaba nunca.

Galería

El quehacer de una canción

Se despeña el reloj marcando el tiempo y no sé dónde están las notas. Puedo hacerme de un compás sonero, quizá una balada, un ritmo redondo un poco a lo Dylan, o simplemente arpegiar. Pero primero necesito 4 acordes para … Sigue leyendo

Galería

Lo que necesitamos para ser felices

Esta galería contiene 2 fotos.

El 15 de octubre de 2011, a las 01:00 am, llegué de visita a Miami. En aquella madrugada calurosa y húmeda, bajando del autobús, sentí que había arribado al final de un camino, uno más largo y extenuante que aquél … Sigue leyendo

Galería

Las aguas retoman su nivel

Delicioso fin de semana para ver fútbol fue este que recién terminó. Las tres ligas más poderosas del planeta guardaban enfrentamientos para nada intrascendentes. En España, el Barcelona visitaba al Sporting de Manolo Preciado que el año anterior le birló … Sigue leyendo

Galería

El día 8 del mes 9… del año 11

La pincha en esos carritos de correos, que vienen a la casa y te dejan la correspondencia en el buzón, me la quedaría eternamente.  Hoy la cabeza me lleva a la poesía de Quevedo y al santuario del Cobre en … Sigue leyendo

Galería

Familia

En el desenlace del reciente filme Morning Glory (Harrison Ford, Diane Keaton, la bella Rachel McAdams y otros) el ultra prestigioso periodista Mike Pomeroy se sincera con su productora, minutos después de conseguir una exclusiva que dispararía los ratings de … Sigue leyendo

Galería

Sobre mi libertad de prensa

Pues el otro día rezaba la efeméride que se celebraba el Día de la Libertad de Prensa. ¡Di tú! Este bló ya cuenta con un post sobre la libertad y sus boberías adyacentes, así que ahondar en ese asunto es … Sigue leyendo

Galería

El regreso del Jedi

Felicidades al madridismo. ¿Que jode felicitarles, que es un poco por hacerme el cortés, por dármelas de hincha superior? Sí, es cierto. ¿El motivo real? Los felicito sencillamente porque así me deberán las congratulaciones y mucho que disfrutaré cuando éstas … Sigue leyendo

Galería

El Día D

Llegó amigos! Hoy es el Día D. Hoy es el día de apagar las luces, hacer silencio, guardar el cigarrillo y sentarnos a observar el espectáculo. Hoy es el día donde se comenzará a redefinir el el podio del fútbol … Sigue leyendo